PRODUCTOS ORGÁNICOS Y AGRO ECOLÓGICOS MEXICANOS - Teléfono: 52710099. Whatsapp: 5549453030. -

¿Qué es la agricultura orgánica?


¿Qué es la agricultura orgánica?

Existen muchas explicaciones y definiciones acerca de lo que es la agricultura orgánica. Sin embargo, todas convergen en que se trata de la gestión de los ecosistemas y no en la gestión de los insumos agrícolas externos. Se trata de un sistema que considera todos los posibles impactos ambientales y sociales al eliminar los insumos sintéticos como son los fertilizantes y pesticidas sintéticos, conservadores, aditivos y las semillas modificadas genéticamente.

En su lugar, en la agricultura orgánica reemplaza lo anterior por prácticas de gestión que se adaptan a las condiciones locales del ecosistema para conservarlo. Dichas prácticas de manejo han evolucionado a través de los siglos para crear sistemas agrícolas adaptados a las condiciones ambientales, culturales y locales con el fin de aumentar y mantener la fertilidad del suelo controlando plagas y enfermedades de manera natural.

En otras palabras, y de acuerdo a la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), la agricultura orgánica es un sistema holístico que promueve y mejora la salud de los agroecosistemas y con esto, se refiere a que la biodiversidad, los ciclos biológicos y la calidad de los suelos deben mantenerse en buenas condiciones.

A diferencia de los sistemas agrícolas intensivos convencionales, la agricultura orgánica representa un un conjunto de esfuerzos por hacer el mejor y más eficiente uso de los recursos naturales, creando sistemas agrícolas integrados en donde se considera que social, ambiental y económicamente deben ser viables para apoyar la gestión de los  recursos renovables y los procesos ecológicos y biológicos, por lo que la agricultura orgánica puede considerarse inherentemente sostenible.

La zona chinampera de Xochimilco es un gran ejemplo de un sistema de producción agroecológico que refleja el gran desarrollo tecnológico y agrícola que se lleva a cabo desde la época precolombina, y que a pesar de que aún perdura en la actualidad, ha estado en constante evolución para permanecer como un modelo de producción sostenible. Las prácticas agrícolas de producción que se emplean en las chinampas de cultivo, están diseñadas para aprovechar el agua, el suelo y los residuos orgánicos y el capital humano para constituirse en una viabilidad de desarrollo sostenible local.

 


Dejar un comentario